El ministro de Comunicaciones de Malasia, Said Keruak, ha anunciado que en la radiotelevision pública, RTM, no sonará Despacito, de Luis Fonsi.

Al parecer las autoridades del país han tomado esta decisión después de que sectores feministas del partido islamista Amanah denunciaran que la letra de la canción era obscena.

"Veo esto como un asunto serio, ya que la canción la cantan los jóvenes sin saber el verdadero significado", ha declarado Atriza Umar, una responsable de Amanah.

Quizá si Despacito no hubiese logrado el éxito mundial, en Malasia seguiría sonando. Y es que la canción de Luis Fonsi ya se ha alzado como la más escuchada de la historia en las plataformas de streaming, con 4.600 millones de reproducciones.