Julio Iglesias actuará hoy en Uzbekistán. Es el primer concierto que ofrece en casi dos años. Julio Iglesias, que el 23 de septiembre cumplirá 75 años, no actúa en un gran escenario desde diciembre de 2016, aunque sí lo ha hecho en alguna fiesta privada. Las dudas sobre esta actuación se han producido a partir de que  en la web del artista no se pueden comprar entradas a diferencia de lo que sucede en el caso de otros conciertos. "Si estuviera suspendido el concierto habría que haberlo retirado de la web. Es una norma para todos los artistas que aparece en sus contratos", dice un portavoz del cantante.

El círculo más próximo a Julio Iglesias evita dar detalles de cómo está de salud, pero los pocos que hablan apuntan a problemas de movilidad. La espalda es, desde que tenía 20 años, su talón de Aquiles. Con la edad sus problemas han ido a más, pese a que de un tiempo a esta parte ha extremado sus cuidados. No se separa de él un fisioterapeuta y pasa mucho tiempo nadando y haciendo ejercicio en la piscina. Los pocos que le han visto este verano, durante el tiempo que ha pasado en su finca de Ojén en Málaga, cuentan que su deterioro físico es notable. Fuentes próximas a Iglesias zanjan este asunto remitiéndose al conocido accidente de tráfico que el artista sufrió en su juventud: "Es público que Julio sufrió un accidente y que sus consecuencias le han perseguido siempre. Con 40, 50, 60 años el ejercicio te permite estar fuerte, con 75 años que son los que tiene Julio, el cuerpo no te recoge el músculo. Sí, le cuesta andar, pero no existe ninguna cosa rara más allá de pequeños inconvenientes puntuales".

En vista de la situación, Sony Music se vio obligada a emitir un comunicado que decía: "Julio Iglesias tuvo una pequeña intervención médica en la parte lumbar de la espalda como parte de un chequeo rutinario en Nueva York. Julio Iglesias volverá a todas sus actividades tras el reposo que debe guardar recomendado por los doctores". Estaba previsto que el día 5 de agosto de ese mismo año el cantante reapareciera en Marbella para un concierto, pero se suspendió. "Hace dos meses y medio no podía ni caminar", confesó el artista. El 24 de septiembre, también de 2015, presentaba Sway, una de las canciones que forman parte del disco que lleva por nombre México. "Es el último que hago en un estudio de grabación", anunció entonces.

Hoy la última palabra la tienen de momento las personas cercanas a su carrera musical que afirman para aclarar la situación: "Julio está bien, está girando y tiene 75 años".