Taylor Swift, con cuatro galardones incluyendo la categoría reina de artista del año reinó en los premios American Music Awards (AMAs), que se han celebrado la noche del martes en el Teatro Microsoft de Los Angeles. Además del codiciado premio al artista del año, Swift se hizo con los galardones a la gira del año, álbum favorito de pop-rock por Reputation y artista favorita femenina de pop-rock. Esto la convierte en la artista más laureada de la historia de los AMA con 23 galardones superando a Witney Houston.

La artista de 28 años captó la atención mediática en los últimos días al romper su silencio político y escribir un largo mensaje en Instagram, donde tiene 112 millones de seguidores, en el que aseguró que votará por candidatos demócratas. En una intervención que ha sido calificada como tibia por quienes esperaban algo más de una artista que se ha implicado mucho en política en los últimos tiempos, Swift animó a los votantes a acudir a las urnas en las legislativas en EE UU. "Solo quiero mencionar el hecho de que este premio (artista del año) y todos y cada uno de los premios entregados esta noche los votó la gente. ¿Y sabéis qué más votará la gente? (...) Las elecciones de medio mandato del 6 de noviembre. Salid y votad. Os quiero", ha asegurado Swift en su discurso de agradecimiento.

Póker para Camila Cabello

La otra gran vencedora de la noche fue la cubana-estadounidense Camila Cabello, que se impuso en los apartados de nueva artista del año, colaboración del año, canción favorita de pop-rock y vídeo del año (estas tres últimas categorías por su tema Havana).  "No puedo creer que ganara éste", dijo la joven cantante al recibir el galardón a nueva artista del año.

Cabello, que aseguró estar "sin palabras", dio además las gracias a sus padres, presentes en la ceremonia, y a sus seguidores.

Por su parte, la también latina Cardi B, una de las favoritas para los AMAs con ocho candidaturas bajo el brazo, logró tres premios: artista favorita de rap, canción favorita de rap por Bodak Yellow (Money Moves), y canción favorita de soul-R&B por Finesse junto a Bruno Mars.

Asimismo, la rapera fue una de las estrellas de la velada con una muy latina y espectacular interpretación de su tema I Like It junto al colombiano J Balvin y el puertorriqueño Bad Bunny. Peor suerte corrió el canadiense Drake, que también tenía ocho candidaturas pero que se fue de vacío de la gala.

La 46 edición de los AMAs, que contó con Tracee Ellis Ross como maestra de ceremonias, comenzó con Taylor Swift interpretando en directo I Did Something Bad. Frente al micrófono también desfilaron, además de Cardi B y Camila Cabello, otros artistas como Mariah Carey, Jennifer López, Shawn Mendes, Twenty One Pilots, Dua Lipa, Ciara o Carrie Underwood.

Los nominados a los American Music Awards se basan en los registros de ventas de álbumes y canciones digitales, emisiones de radio y en streaming medidos por la publicación Billboard y sus socios Nielsen Music y Next Big Sound. En cambio, los ganadores de estos reconocimientos son elegidos por los fans con sus votos.