"Hola mi gente. Tengo una cosa que contaros". Así arranca el vídeo en el que una muy emocionada Malú lamenta ante sus seguidores tener que cancelar los conciertos de todo el próximo mes. Tal y como ella misma ha contado en sus redes sociales, este fin de semana durante los ensayos generales de la gira sufrió un accidente sobre el escenario. "Tuve una de las caídas más tontas de mi vida pero también la más agresiva. Me llevaron corriendo urgencias y, a lo que yo llevaba fe de que iba a resultar una tontería, resultó ser una rotura de ligamentos del pie, del tobillo". Entonces, los médicos le aseguraron que tenían que operarla, a lo que ella se negó porque eso supondría una baja mucho más larga.

"Ha sido un fin de semana de locura en el que me han hecho muchísimos favores para poder hablar con muchísimos médicos, porque esa operación suponía estar seis meses hasta que pidiera volver a subirme a un escenario con vosotros", relata la intérprete de Invisible. Sentada, con una gruesa férula recubriendo todo su pie derecho, la cantante se lamenta de su situación. 

"Finalmente, dado mi afán y mi ansiedad por subirme al escenario, se ha optado por llevar un tratamiento más conservador, un tratamiento en el que requiere muchísimo trabajo de rehabilitación y fisioterapia diaria. Un tratamiento duro y difícil pero que me podría permitir estar en un mes con vosotros encima del escenario", explica la cantante en un largo vídeo de dos minutos y medio de duración en el que no puede evitar que le tiemble la voz. "Es desolador. La misma desolación que podéis estar sintiendo vosotros la tengo yo, porque estaba preparando el show más bonito de mi vida con todas las fuerzas, ganas y motivación de toda mi vida. Y de las cosas más frustrantes que me han podido pasar ha sido esta. Y os lo cuento tal y como es".

Aún así, Malú saca fuerzas de flaqueza y reconoce que es una noticia menos terrible para ella y sus seguidores de lo que podía resultar: "Dentro de todo lo malo hay una buena noticia que es que no vamos a operar y vamos a trabajar muy duro y muy fuerte para estar dentro de un mes encima de un escenario. Así que solo tengo que posponer un mes nuestro arranque de gira". Este nuevo tour, llamado Oxígeno, igual que su último disco, la iba a llevar este viernes 19 a Málaga, el sábado 27 a Murcia, el 1 de noviembre a Barcelona, el 10 a Valencia, el 17 a Bilbao y el 24 a Zaragoza, para ya en diciembre afrontar dos recitales en A Coruña y otro en Madrid. Se desconoce hasta qué momento exacto llegarán las cancelaciones y cambios de fecha de la artista. Muchos amigos y compañeros del gremio, como Pablo Alborán, Pastola Soler o María Carrasco, han querido mandarle mensajes de apoyo en las redes. 

"Siento en el alma tener que daros esta noticia. Lo siento. Y probablemente más que el pie me duele el alma", relata la cantante en la que es su primera aparición pública después de la polémica que la enfrentó a Amaia Montero. La exvocalista de La Oreja de Van Gogh acusó a Malú de haberla llamado "gorda", se lo tomó como un ataque y alimentó a las redes con ello.

Sin embargo, en esta ocasión esa parece ser la última de las preocupaciones de la cantante, que ahora se enfrenta a un parón obligatorio en su carrera y ante sus muchos seguidores, a los que manda un último mensaje: "Espero de todo corazón que se puedan reubicar fácilmente todos los conciertos. Ya se está trabajando en eso y espero que se pueda conseguir. Y que lo siento un montón. Pero nos vamos a tener que ver dentro de un mes. Hasta pronto, mi gente".

 

https://www.instagram.com/p/Bo9H9drDM-X/?hl=es&taken-by=_maluoficial_