Tras el estreno de la tercera parte, Netflix ha inyectado un chute de buenas noticias a todos los seguidores de esta ficción de habla hispana, que ya se ha convertido en la más vista de la plataforma a nivel mundial.

Su fecha de estreno, los nuevos personajes a tener en cuenta y el diferente formato en que se publicará La Casa de Papel son algunos de los datos que conocemos hasta el momento.

Según ha informado fuentes cercanas del elenco, la cuarta temporada de esta serie verá la luz a mediados de enero de 2020.

"En un principio, se estuvo barajando el 18 de enero, pero quizá esta fecha varíe unos días arriba o abajo. Lo seguro es que, a día de hoy, Netflix tiene planeado lanzar los nuevos episodios el primer mes del próximo año", indica la fuente.

Tal y como explica este mismo medio, se espera que el estreno de esta nueva parte llegue acompañado del lanzamiento de un libro, publicado por Grupo Planeta. No cabe duda de que será todo un best seller.

"La editorial ha llegado a un acuerdo con la plataforma para lanzar, a partir de otoño de 2019, libros basados en series de Netflix, y entre estas ficciones, se encuentra La Casa de Papel", explica.

Como era de esperar, esta próxima temporada traerá nuevos rostros. Lo creas o no, si has visto la tercera temporada, puede que te suene su cara. Ella es Belén Cuesta, y aparece como uno de los rehenes de este último atraco.

Esto es algo que no pasa desapercibido, por lo que se trata de uno de los rostros más conocidos del entretenimiento actual tras aparecer en Mira lo que has hecho o Paquita Salas. Se espera que su aparición tenga un gran significado para la próxima temporada. ¿Quién sabe si finalmente se unirá al equipo de atracadores?

Lo que ha dejado bien claro es que la cuarta temporada no tratará sobre ningún atraco o evento fuera de España. Para él, "es importante reivindicar la cultura y el mundo español".

Para conocer más acerca de esta nueva etapa de una de las series más exitosas de nuestro país, debemos esperar a que vuelvan a lanzar más detalles al respecto. ¿Qué ocurrirá con Lisboa? ¿Y con Sierra? Solo quedan cinco meses para saberlo.