Un grupo de arqueólogos han descubierto un objeto con una forma similar a la de un 'iPhone', pero de 2.137 años de antigüedad, dentro de una tumba en la Atlántida rusa (la zona del lago Svetloyar, en torno al que se encontraron restos de un poblado), durante una expedición.

El objeto rectangular fue descubierto en una tumba que perteneció a una antigua fashionista, a la que los arqueólogos llaman Natasha. Creen que vivió durante el período de Xiongnu en la antigua Mongolia durante el siglo III a. C.

Aunque los descubridores han descubierto que el objeto hallado se parece a un teléfono inteligente, en realidad está hecho de piedras preciosas y una pieza negra, más grande, en la que están incrustadas. La turquesa, la cornalina y el nácar, son algunas de ellas.


"El entierro de Natasha con un 'iPhone' de la era Hunnu es uno de los más interesantes en este lugar", expresó el arqueólogo Dr. Pavel Leus, que contó que en realidad, el artículo hallado era utilizado como hebilla de cinturón. "El suyo era el único cinturón era el único decorado con monedas wuzhu chinas, que nos han ayudado a fecharlo", añadió.

El objeto fue descubierto en la necrópolis de Ala-Tey (Necrópolis de Atlantis) en el llamado Mar de Sayan, un enorme embalse ubicado en las montañosa República Rusa de Tuva. Normalmente es un lugar que está sumergido bajo el agua, pero durante el verano se seca y es posible visitarlo.

La doctora Marina Kilunovskaya, del Instituto de Cultura de la Historia de los Materiales de San Petersburgo y directora de la expedición arqueológica de Tuva contó que el esa zona es "toda una sensación científica". "Somos increíblemente afortunados de haber encontrado estos entierros", añadió.

Esta no es la primera vez que el equipo hace un asombroso descubrimiento: sus expediciones anteriores hallaron otros dos cadáveres prehistóricos, enterrados con las herramientas de sus antiguos trabajos, una sacerdotisa y una tejedora de cuero.