Mastercard, la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT), el Banco Santander y la startup Saffe quieren que los usuarios paguen su billete de autobús con solo mirar a una cámara. Este grupo de compañías ha puesto en marcha un proyecto piloto para implementar el pago biométrico en los autobuses de la capital.

Durante los próximos meses, de forma gradual, un grupo de usuarios podrá probar esta experiencia en los autobuses de una de las líneas de EMT. Si el proyecto es exitoso, se valorará una futura ampliación a más líneas.

Los usuarios de los autobuses de Madrid simplemente tendrán que descargarse una aplicación móvil de EMT en la que introducirán sus datos de pago y se harán una fotografía de su cara para empezar a utilizar el pago biométrico. A partir de ese momento, una vez dentro del autobús, mostrarán su cara a una cámara de reconocimiento que les permitirá validar, a la vez, la identificación y la autenticación, es decir, la compra de billete y el pago del mismo en un solo gesto.

El proyecto ha sido presentado hoy en el marco de Madrid in Motion, la iniciativa de movilidad urbana de Barrabés.biz para el Ayuntamiento de Madrid, que incluye, entre otras actividades, un programa de innovación abierta.

Las primeras pruebas del proyecto han sido positivas, tanto en laboratorio como en autobús real, lo que permite ahora ponerlo al alcance de un centenar de usuarios. Tras este piloto, se evaluará la experiencia de usuario, la escalabilidad e integración con operadores y soluciones MaaS, así como la seguridad y fiabilidad en los pagos para valorar su posible posterior despliegue a más líneas de autobuses.

La iniciativa Madrid in Motion, de la que forma parte Mastercard, se integra en M3 (Madrid Mobility Movement), el Hub de movilidad del Ayuntamiento de Madrid, creado para innovar en movilidad urbana.

A principios de año, Mastercard lanzó el reto de la identificación biométrica de los pagos a la comunidad emprendedora a través de Madrid in Motion, una de las iniciativas de este hub, gestionado por Barrabés. Tras una selección de varias startups, Mastercard eligió a Saffe, startup de origen británico, especializada en autenticación de reconocimiento facial, con quien ha desarrollado este piloto.

El fin que persigue el reto lanzado por Mastercard es que, en definitiva, el ciudadano pueda moverse por los distintos medios de transporte de la ciudad con eficacia y que el pago sea seguro y sencillo.

Paloma Real, directora general de Mastercard España, señala: "Para nosotros es una grata responsabilidad la de favorecer la creación de un proyecto único y pionero en toda Europa, que refleja como la colaboración entre empresas privadas y administraciones públicas puede desembocar en un mejor servicio para todos los ciudadanos y en un importante ahorro para la ciudad. Gracias al trabajo conjunto, con EMT y Banco Santander, con quienes ya colaboramos en el despliegue del pago con tarjeta bancaria en los autobuses de Madrid, esta iniciativa nos acerca a un modelo real de Movilidad como Servicio".