Rubén Baraja Vegas (Valladolid, 11 de julio de 1975) es el tercer entrenador que se sentará esta temporada en el banquillo del CD Tenerife. Tras Aritz López Garai, que dirigió a los blanquiazules durante 16 partidos, y la fase de transición dirigida por Sesé Rivero, que preparó al equipo en dos fechas del calendario, ahora será el exinternacional y exjugador del Valladolid, Atlético de Madrid y Valencia, el que entrenará al cuadro tinerfeño hasta final de la presente campaña. Hoy el club hará oficial esta noticia e incluso está previsto que el nuevo técnico conozca hoy mismo a los que serán sus nuevos futbolistas.

Baraja se ha impuesto a los otros candidatos que había al banquillo: López Muñiz y Curro Torres. La comisión deportiva llegó al consenso de que el pucelano era la mejor opción para tomar las riendas de un equipo que es decimoséptimo con 18 puntos, uno por encima del descenso. A primera hora de hoy está prevista la llegada de Baraja a la Isla, para posteriormente ser presentado oficialmente y comenzar a entrenar. Su estreno oficial se producirá el próximo viernes en La Rosaleda.

No estará solo, pues llega con su propio equipo de trabajo y firma, en principio, hasta el 30 de junio de 2020. No obstante, su contrato incluirá una opción de renovación si consigue una serie de objetivos.

JOVEN, PERO CON EXPERIENCIA

Será la tercera experiencia laboral en un banquillo de Rubén Baraja tras su paso por Elche, Rayo Vallecano y Sporting de Gijón.

Su dilatada carrera como futbolista comenzó en el Valladolid. Entre 1993 y 1996 defendió la casaca blanquivioleta, alternando el segundo con el primer equipo. Se incorporó definitivamente a la primera plantilla en 1995, jugando 27 choques.

El Atlético de Madrid lo fichó en 1996 para su equipo filial, donde jugó tres temporadas (96/97 a 98/99). En la temporada 99-00 pasa a formar parte de la primera plantilla del cuadro colchonero, pero ese mismo curso el Atlético fue intervenido judicialmente y la gestora a cargo del club renovó su contrato. No obstante su cláusula de rescisión era de 12 millones de euros y a final de temporada, tras el descenso del equipo, lo fichó el Valencia.

Con el equipo valenciano logró los mayores éxitos de su carrera. A la entidad ché perteneció durante diez temporadas (2000-2010) y allí ganó dos Ligas (01/02 y (03/04), una Copa del Rey (07/08/, una Copa de la UEFA (03/04), una Supercopa de Europa (04-05), además de conseguir un subcampeonato en la Liga de Campeones. Además, fue internacional absoluto con España durante cinco años (2000-2005), contabilizando 43 internacionalidades.

En el Valencia colgó las botas y su primer contacto serio con un banquillo lo tuvo en el filial ché, en Segunda B. Solo entrenó al Mestalla un encuentro, para luego hacerse cargo del juvenil.
Se podría decir que en el Elche fue cuando empezó su carrera. El 12 de julio de 2015 fichó como técnico ilicitano, con el que finalizó la temporada 2015-16 en el undécimo puesto de la Segunda División, con un balance de 13 victorias, 18 empates y 11 derrotas. No aceptó la oferta de renovación de la formación alicantina.

Su segunda experiencia fue desastrosa tras ganar únicamente tres de sus 13 partidos en el banquillo del Rayo Vallecano. Fue destituido y el 12 de diciembre de 2017 fichó como técnico del Sporting de Gijón, con el que el que las cosas le fueron bien, por lo menos el primer año, con el que jugó los play off de ascenso. El segundo año en Mareo fue destituido tras encadenar una racha negativa de una victoria en 11 partidos. Lleva un año sin entrenar.