Los radares más inteligentes del mundo son capaces de saber si el conductor está utilizando el teléfono móvil mientras conduce. Fotografían a más de 300 km por hora, independientemente de las condiciones climatológicas.

Los radares cada vez son más sofisticados y su gran utilidad para frenar las malas conductas al volante ha provocado que cada vez se invierta más en su desarrollo tecnológico.

Nueva Gales del Sur es el primer estado del mundo que ha instalado radares capaces de detectar si el conductor está utilizando el teléfono móvil. Se trata de unos dispositivos pioneros instalados el pasado 29 de noviembre por el organismo responsable de las carreteras en la región - Transport for NSW- que además de reflejar el exceso de velocidad del vehículo, detecta las malas conductas al volante.

En total se han instalado 45 cámaras con flash infrarrojo, aunque por ahora no aplica sanciones. Solo manda avisos a los infractores y será dentro de tres meses cuando comiencen a enviar multas, que en principio irán desde los 344 dólares hasta los 457, además de la retirada de 5 puntos en el carnet.

Los radares más inteligentes del mundo, capaces de fotografiar a más de 300 km/hora, todavía no tienen fecha de implantación en España. Son además totalmente inmunes a las condiciones meteorológicas.

Estos radares son capaces de organizar ellos mismos las fotografías, descartando las que no cumplen los requisitos Las que sí los cumplen son enviadas al personal autorizado, que es finalmente quien determina si se lleva a cabo una infracción.