El portavoz del Gobierno de Canarias y consejero de Sanidad, Julio Pérez, ha afirmado este jueves que con la llegada de los últimos pedidos de material sanitario la situación será “holgada” durante una semana aproximadamente por lo que se mantienen abiertas todas las vías para que el suministro siga abierto.

En una rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno ha señalado que están “bastante mejor” que al comienzo de la epidemia y considera que se está “cada vez más cerca” de alcanzar el pico de incidencia de Covid-19.

“Vamos a estar tranquilos con todos lo equipos salvo los isopo, que son un mercado de lujo”, ha señalado.

En cuanto a los 58.200 kits de diagnóstico, ha comentado que el reparto no se hará por islas sino en función de la necesidad y el mayor peligro de contagio por lo que la “prioridad” son los sanitarios, personas mayores, fuerzas de seguridad u operadores de telefonía, principalmente, con la posibilidad de hacer casi 1.000 pruebas diarias.

Pérez no cree que en Canarias se vaya a producir un colapso sanitario, aunque valora que en Tenerife se haya dispuesto de un hospital de campaña, y sostiene que solo ha habido alguna congestión “circunstancial” en el hospital de Lanzarote y que el de La Candelaria (Tenerife) es el que soporta “mayor presión”.

“Tiene más capacidad y está mejor preparada para hacer pruebas, hacen más y detectan más contagios y por tanto tienen más ingresos y más UCI”, ha indicado, subrayando que hasta el momento en Canarias se han realizado unas 13.500 pruebas.

Con todo, ha comentado que “los datos mejoran e invitan a la esperanza” pero no quieren “bajar la guardia” por lo que “el combate debe seguir con los mismos medios”.

Ha dicho que es un dato “francamente bueno” que este jueves solo haya 40 nuevos positivos, especialmente porque ya hay una estrategia homogeneizada de unas 900 pruebas diarias si bien sí ha admitido que en los centros de mayores la situación es “preocupante”.

No obstante, ha apuntado que “no se puede generalizar” porque en las islas hay residencias pequeñas u otras como la de Santa Rita, en Puerto de la Cruz, con unas 1.000 personas entre residentes y trabajadores y que ha registrado un fallecido.

LOS DATOS SE PONDRÁN A DISPOSICIÓN DE LOS CIUDADANOS

“No son iguales las medidas”, ha avanzado, subrayando que hay familias que han pedido llevarse a sus mayores a su casa porque ahora los pueden atender o en Santa Rita se ha empezado a hacer un “cribado extenso” de los internos para “estar seguros”.

Asimismo, ha dicho que Canarias se va a incorporar a una aplicación para dar “asistencia a domicilio” a los contagiados que están en su casa para que tengan un “contacto rápido” con los centros de salud.

Sobre la nueva organización de la Consejería de Sanidad –fueron cesadas las directoras del SCS y Salud Pública– ha comentado que era una organización “no muy jerarquizada y funcionaba con un principio horizontal” pero defiende que en esta crisis “lo importante es un mando único y vertical”.

Además, ha señalado que se han logrado avances en la obtención de la información, que es más automatizada e incluso se va a poner a disposición de los ciudadanos en internet con distribución por islas y municipios.